Mensaxe
  • Failed loading XML... attributes construct error Couldn't find end of Start Tag rss line 1 Extra content at the end of the document

"Los gemelos siempre van como si fuesen uno pero son dos y deben ser individuales"

El presidente de la Asociación Profesional de Pedagogos de Galicia, José Manuel Suárez, insiste en la importancia de que cada alumno "desarrolle su propia personalidad e individualidad y se responsabilice de sí mismo" y por ello defiende la elección de la mayoría de los centros educativos, en base a sus orientadores, de separar a los hermanos gemelos o mellizos.

-¿Qué le parece el informe de la Valedora do Pobo?

-Antes de nada hay que recordar que no se trata de un órgano decisorio por lo que todo por ahora sigue igual y cada centro puede adoptar en ese sentido su propio criterio. Que nadie se escude en eso para tomar decisiones. Es un asunto que ya surgió en verano y ya defendí mi postura de que hay que separarlos y entonces ya saltaron chispas. Pero es que la idea del pedagogo es que cada uno se debe responsabilizar de sí mismo y desarrollar su personalidad y los padres ven las cosas de forma diferente, quieren proteger a los hijos de todo.

-¿No cree que sea una buena idea dejar en manos de los padres la decisión?

-Los padres son, somos, protectores y siempre buscamos que los niños tengan una responsabilidad limitada y que no se busquen problemas. Por ello creen que el hecho de estar juntos en el aula les da una mayor cobertura y protección pero es una mala estrategia para la vida.

-¿Por qué los pedagogos creen que es mejor separar a los hermanos de la misma edad?

-Los niños tienen que ser individuales y cada uno debe defender por sí mismo sus propios intereses. Los gemelos siempre van como si fueran uno pero son dos y la personalidad la tiene que desarrollar cada uno por separado. El problema es que, como ocurre en cualquier grupo humano, hay uno dominante y otro recesivo, generalmente es así. En un grupo de dos uno se adapta más al otro y a nivel pedagógico creemos que cada uno debe afrontar sus propios problemas, no escudarse en el otro porque su están juntos, desde ese punto de vista, siempre habrá uno que con el otro se cubrirá y las habilidades sociales no se desarrollarán plenamente porque dependen el uno del otro. Por mucho parecido que haya entre ellos, sus vidas tendrán que hacerlas de forma individual.

-¿Cree que los centros atenderán la recomendación?

-Algunos ya lo están haciendo desde antes por no tener conflicto con las familias.

-¿Ocurre lo mismo con los mellizos?

-La diferencia ya la marca la genética, los mellizos no suelen ser iguales, a veces son chico y chica y las relaciones sociales ya son diferentes que en el caso de gemelos.

Fuente: La Opinión A Coruña